Tres tendencias que reducirán la presencia de profesores tradicionales.

Es un futuro que implicará una función drásticamente reducida para los profesores titulares o titulares de tiempo completo que enseñan cara a cara. Aquí tres tendencias que reducirán la presencia de profesores tradicionales:

  1. El auge de la inteligencia artificial

El uso de la inteligencia artificial en la educación superior se ha centrado en gran medida en los asistentes digitales y los agentes de chat.

Estas tecnologías se enfocan en la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes.

Según un informe de 2021 Educause Quick Poll sobre IA, muchas instituciones de educación superior se encuentran más centradas en el uso limitado actual de la IA, para tareas como detectar plagio o supervisión, y no tanto en el futuro de la IA.

  1. Erosión de la permanencia académica

Las universidades utilizaron la pandemia como una razón para anular y disminuir el poder del liderazgo compartido con el profesorado. Eso incluyó la anulación de manuales, reglamentos y contratos laborales de la facultad.

La tenencia es un estado que otorga a los profesores protección contra ser despedidos sin causa justificada o circunstancias extraordinarias. Sin embargo, la pandemia se convirtió en un medio para despedir, suspender o rescindir a los profesores titulares.

En última instancia, la pandemia fue una oportunidad para que las universidades redujeran el número de profesores improductivos y mantuvieran «profesionales activos».

  1. El aula invertida

El aula invertida brinda a los estudiantes la oportunidad de ver, escuchar y aprender a su propio ritmo a través de la instrucción en video fuera del aula. Ha existido desde al menos 2007.

Este enfoque de enseñanza es similar a la forma en que las personas aprenden unas de otras al ver videos en YouTube o TikTok. Sin embargo, en la universidad, el aula invertida implica conferencias de profesores pregrabadas sobre el contenido del curso.

En clase, los estudiantes se basan en la conferencia pregrabada del profesor y trabajan en actividades para ayudar en los debates y ampliar el conocimiento. El aula se convierte en un lugar para la interacción social y la comprensión del contenido del curso. El aula invertida maximiza el tiempo de instrucción para el profesor y los estudiantes porque la conferencia se produce antes de la sesión en clase del curso.

Escrito por: Patricia A. Young, Universidad de Maryland, Condado de Baltimore.


¿Te gustó este articulo? Compártelo con quien le pueda interesar.